¿Qué Hacemos?

Justificación

Llevamos mucho tiempo con etiquetas de invalidez y minusvalía, y aceptando políticas paternalistas de asistencialismo y discriminación.

Colombia ratificó la Convención para los derechos de las personas con discapacidad (2007), lo que significa que no nos tienen que creer a nosotros, el mundo ya tiene una directriz clara y puntual: el Estado debe garantizar todos los ajustes razonables en el entorno para que las personas con discapacidad intelectual tengan los mismos derechos  de todos los ciudadanos. está hablando de solucionar este problema a corto plazo, y de buscar opciones comunitarias como Agualinda ONG. 

El documento “Desinstitucionalización y vida en comunidad”, de la Asociación Internacional para el Estudio Científico de las Discapacidades Intelectuales (IASSID), explicado en la mencionada Convención, determina que los adultos con discapacidad intelectual deben des-institucionalizarse y pasar a vivir en modelos de vida comunitaria. 

El uso del término ‘comunidad’ refleja la importancia que se atribuye a la aceptación y la ayuda por parte de vecinos, amigos, comerciantes o colegas que sostienen a la persona con discapacidad mediante relaciones de apoyo que no están basadas solamente en relaciones mercantiles y/o terapéuticas. 

Objetivos

El objetivo de un espacio de Vida Independiente como La Fundación Camphill Agualinda 

es permitir a las personas con discapacidad intelectual utilizar la misma gama de alojamientos y posibilidades de convivencia que el resto de la población, para que tengan una buena calidad de vida y participen como ciudadanos en pleno derecho en actividades sociales, culturales y económicas. 

La Fundación Camphill Agualinda propone un cambio de cultura, un cambio de paradigma: la discapacidad intelectual no es un asunto de salud, es un asunto de derecho civil, la discapacidad intelectual no está dentro de las personas, está en las barreras mentales que impone la sociedad.

Servicios

Opción de Vida Independiente

  • Proporcionar las condiciones básicas para disfrutar de un espacio para la Vida Independiente
  • Seleccionar y evaluar la compatibilidad entre los residentes de las casas.
  • Evaluar las necesidades de apoyo de los residentes para diseñar de planes de desarrollo y atención individuales. El énfasis de los servicios de La Fundación está más en un aspecto prospectivo, que en una evaluación del pasado o en una calificación de la capacidad. 
  • Independiente. 
  • Dar apoyo emocional a los residentes y a los familiares. La Directora General del programa, Lina María Reina, se encarga de que la Vida Independiente se proyecte con alta calidad  frente a los ojos de los residentes y sus familiares.
  • Elaborar Planes de Vida: siguiendo la metodología de nuestros colegas de Camphill en el mundo, consideramos que uno de los aspectos importantes para avanzar en la Vida Independiente es establecer un Plan de Vida para los próximos años, en el cual se establezcan los deseos y aspiraciones de los residentes y de los familiares. Este plan es básico para que todos los miembros de la Fundación y del círculo de soporte actúen de manera consistente.
  • Contar con la colaboración de voluntarios nacionales e internacionales. 

-Supervisión de servicios inmobiliarios y servicios administrativos. Un esquema de Vida Independiente necesita garantizar una serie de cuidados para el correcto mantenimiento y funcionamiento cotidiano de las casas, de acuerdo con los servicios que ofrecen y con las costumbres e idiosincrasia de los residentes y sus familiares.

-Asesoría a otras entidades en el tema de Vida Independiente adulta.